Go to Top

Sobre mi

Eleonora Lastrucci

Eleonora es mi nombre y la moda representa una parte importante de mi vida.

Me encanta dibujar. Lo hago desde los 5 años. Los tejidos son mis juguetes; los colores, la luz de mis días.

Nací en Prato, en el seno de una familia de fabricantes textiles. Mi padre Noris me introdujo a la profesión y me educó en su empresa. Allí, aprendí a poner mis ideas en papel. Sobre todo a reproducir los sueños de las mujeres.
Asistí a la escuela de Artes en Florencia, graduandome.

Luego, me especialisé en diseño de modas, pero es en mi trabajo, en mi despacho o en mi hogar que doy rienda suelta a mi vena creativa.

Dibujo continuamente.Vestidos de novia, vestidos de noche, trajes de escena. Logro realizar fielmente lo que imagino, lo que me emociona más. No creo en la elaboración de prendas. Busco y escucho la inspiración. Y ella cuando llega, tienes que atraparla. En cualquier momento.

Colaboré con maestros como Enrico Coveri. De él aprendí el arte del color. A mezclar la viveza. A iluminar las ropas, dándoles aquel aspecto iridiscente que un fotógrafo bien conocido definió “caravaggesco”. De Roberto Cavalli, que en otra época iba a imprimir los vaqueros en la empresa familiar, aprendí la ligereza. Es así que escuché mi predisposición natural. La que se había manifestado ya en muchas creaciónes de la adolescencia, pero no se había expresado por completo con la fuerza interior que tenía.

Mi sueño, puede ser irrealizable, lo cual es también mi ambición más grande, es crear vestidos que sean universalmente hermosos. Quería demostrar, de manera tangible, que la belleza es absoluta. Que la belleza no puede residir en el débil, convencional rincón de la subjetividad.

No logro imaginar vestidos que no son muy bonitos. No logro imaginar vestidos que no enriquecen las mujeres, que no las colorean, que no las apasionan sobre todo. No logro pensar en un vestido que cubre un cuerpo.
Mis vestidos envolverán cada mujer con su propia belleza.

Ya que cada mujer es muy